<



START AFTER 9: REGARDING GEORGE MACIUNAS

16 mm, b/n, sin sonido, 1 min., 2009


Texto de Celeste Araújo, del artículo Cuatro maneras de definir el cine. Alberto Cabrera Bernal.

Con estructura y tiempo calcados de End After 9 (1966) de George Maciunas, Start After 9 de ACB (2009) despliega
la estrategia alegórica presente en cualquier apropiación, maniobra que implica siempre un vaciado del objeto confiscado y la elaboración de un nuevo texto que duplica y se superpone al anterior. Como el título –transcrito
a la manera de los Date Paitings de On Kawara sobre un fondo negro– anuncia y configura literalmente el filme,
la mínima alteración de una de sus partes es suficiente para hacer de Start After 9 una película claramente
diferente de End After 9. Veamos. Por un lado, Maciunas presenta con humor lo que seria un patrón estructural
de un filme:
una proyección con una duración controlada y lacrada con THE END y, en cambio, ACB, al presentar la cuenta
del 1 al 9 seguida de un START, compone una especie de cola inicial de una película infinita. El START "final"
no cierra el trabajo sino que, como un golpe de claqueta, marca el arranque de una película invisible, una acción
sin imágenes ni sonidos, e impone al espectador el trabajo de imaginarla.

Los conceptos que esbozan las dos películas son diametralmente opuestos, pero la dedicatoria a Maciunas, inscrita
en el subtítulo Regarding George Maciunas –un gesto de apropiación que contradice y afirma al mismo tiempo
End After 9–, permite rescatar los dos, es decir, enlazar, a la vez, un cine imaginario, sin pantalla ni película, cercano al que idearon algunos letristas, con las formas minimalistas de los filmes fluxus que anticiparon el cine estructural. Precisamente, al instalarse en una zona de cruce de estos dos movimientos artísticos, Start After 9 muestra el lugar de donde parecen brotar sus trabajos y la estrategia que esgrimen, la ironía –un código tácito
que abre espacio a que comparezcan resultados imprevistos-.